Notas rápidas
Capturas de pantalla
Vídeos

Ciudadela del Fuego Infernal

Encuentros

  • Sanguino – Al verse en el corazón del mausoleo de Auchindoun, el teniente del Consejo de la Sombra Teron'gor se atiborró de cientos de almas de draenei, volviéndose una abominación hinchada. Convertido en algo más que un mero orco, Teron'gor renunció a su antiguo nombre y adoptó uno nuevo: Sanguino.
  • Señor vil Zakuun – Los Señores viles, definidos por algunos de los académicos de la Legión como una versión evolucionada de los guardias viles comunes, sirven como déspotas directamente a Archimonde. Su crueldad solo es comparable a su fuerza bruta. A Zakuun se le encomendó una tarea que requería de ambas facultades en igual medida: doblegar la voluntad de hierro de un cabecilla orco testarudo y desafiante del clan Grito de Guerra...
  • Kormrok – Hubo un tiempo en que Kormrok, un ser tan antiguo como el mismísimo Draenor, gobernó Gorgrond; las criaturas de la tierra se escabullían de la furia destructiva del gigantesco magnarón, pero cuando llegó la Horda de Hierro, atrapó al behemoth e intentó doblegar su voluntad. Fracasaron por completo... Bueno, hasta el alzamiento de Gul'dan y el poder vil que Kormrok no pudo resistir.
  • Tirana Velhari – Cuando Gul'dan trajo su regalo para los Sargerei, Velhari ya había dejado claras sus ambiciones y había ascendido entre las filas con brutal ferocidad. Conocida entre sus enemigos como la Tirana, Velhari fue una de las primeras en aceptar el Toque vil, lo que mejoró su destreza en combate. Ahora lleva una burla del sagrado símbolo de los naaru en señal de su convicción en el nuevo orden.
  • Mannoroth – Despiadado y brutal, Mannoroth era el déspota más temido de Archimonde, hasta que un enorme hachazo de la hoja de Grommash lo derribó. A pesar de la muerte de Mannoroth, Gul'dan usó su sangre para firmar un oscuro acuerdo con la Horda de Hierro y sus aliados. Ahora Gul'dan y sus esbirros están intentando reanimar los restos destrozados de Mannoroth para que pueda seguir sirviendo a la Legión.
  • Kilrogg Mortojo – Kilrogg Mortojo, señor de la guerra de los Foso Sangrante, se hizo con el control de su clan tras realizar un ritual para saber sobre su muerte. Gracias a ese conocimiento pudo liderar a los suyos sin miedo alguno en incontables campañas, marchando en pos de la gloriosa meta que ansía. Ahora, con sangre demoníaca recorriéndole las venas, Kilrogg te aguarda en la Ciudadela del Fuego Infernal, a la espera de su muerte... o de la tuya.
  • Atracador de la Horda de Hierro – Los esquemas del atracador de la Horda de Hierro se encontraron en el taller del mismísimo Mechanegra tras la caída de Orgrimmar. Se inspiraban en los poderosos ensamblajes de la Legión y se diseñaron para ser la obra maestra del nefario goblin. El proyecto se terminó tras su muerte y representa el culmen del poder militar de la Horda de Hierro.
  • Asalto a Fuego Infernal – Con la ayuda de la compañía mercenaria Mechanegra, la Horda de Hierro creó una maquinaria de asedio devastadora a la sombra de la Ciudadela del Fuego Infernal, con el objetivo de utilizarla en el asalto final a las capitales de Azeroth. Ahora, con los tanques remodelados para usar energía vil, la maestra de asedio Mar'tak espera la orden de Gul'dan para comenzar el asalto.
  • Socrethar el Eterno – Los mejores guerreros de los draenei imbuyen sus almas en ensamblajes relucientes para servir como eternos vigilantes y defender a su pueblo. Socrethar, que en un principio fue miembro del Consejo de Exarcas antes de descender a la oscuridad, ha corrompido el más sagrado de los rituales y ha utilizado un ensamblaje vil deformado para conservar su alma tras su derrota en Talador.
  • Alto Consejo del Fuego Infernal – Miles de orcos de la Horda de Hierro aceptaron la sangre de Mannoroth, pero estos tres se volvieron muy poderosos. Deah Negro Rumor, maestra de la magia del Vacío y una desterrada de los Sombraluna, es la mano izquierda de Gul'dan. Gurtogg, con su sed de sangre, emergió victorioso tras cientos de pruebas de combate. Fue derrotado solo una vez, en un empate, por el maestro del acero Jubei'thos. Contagiados por una dolencia vil, sirven a Gul'dan en su guardia y su consejo de guerra.
  • Señor de las Sombras Iskar – Después de que Iskar fracasase en su intento por resucitar a Terokk y volver al poder, Gul'dan le hizo una oferta y la promesa de romper la antigua maldición de Sethe. Ahora, de nuevo con sus alas y alzándose desde las sombras aún como maestro de la ilusión y el engaño, la hora de la venganza de Iskar es inminente.
  • Archimonde – Como uno de los eredar originales que traicionó a los draenei de Argus para convertirse en la siniestra mano derecha del Titán Oscuro Sargeras, Archimonde el Corruptor lidera el poder militar de la Legión Ardiente. Atravesando el tiempo y el espacio, llega a Draenor para asegurarse de que la invasión de Azeroth avanza según lo previsto y de que Gul'dan no falla a sus maestros.
  • Xhul'horac – Xhul'horac, a quien Gul'dan invocó desde las profundidades del Vacío Abisal, es uno de los aparecidos del Vacío más poderosos que existen: una raza de parásitos del Vacío que rasgan los planos de la realidad y consumen y absorben las energías y los seres de su interior. Gul'dan ha torturado a Xhul'horac y lo ha alimentado con sobrecogedora energía vil a fin de usar sus poderes para abrir portales a través de los que pretende reunir las tropas de la Legión Ardiente.

Música

Música de introducción


Guías

Información relacionada

Contribuir